Feeds:
Entradas
Comentarios

Relato negro

141

El relato Cuentas pendientes se puede leer en este link.

Agua

Y aquí se puede leer este relato de corte fantástico.

Premonición

Concurso101-1024x1024

El camión se estrella contra el guardarraíl, se sale de la carretera y el conductor se pone a desayunar en el restaurante del área de descanso. Pide unos huevos poco hechos, pan tostado y café solo, y a continuación el camión da unas cuantas vueltas de campana, se empotra contra un árbol, el depósito de la gasolina se incendia y la cabina queda reducida a un amasijo inservible de hierros y alambres calcinados. Solicita a la camarera un poco más de café y en los posos se proyectan los gritos de los muertos. Tal vez antes de llevar a todos esos inmigrantes hasta la frontera de Estados Unidos debería dormir un poco, se dice tras dejar una suculenta propina sobre la mesa y enfilar el camino que conduce hasta el aparcamiento.

(Este ha sido uno de los 5 micros ganadores del mes de julio del concurso #101 de Las historias del escritor mejicano Alberto Chimal) El resto de historias se pueden leer aquí

Letras vivas

20120614135517-librosEran más de las dos de la mañana y el libro de poesía llevaba una borrachera de campeonato. Ebrio de metáforas, símiles, hipérboles y sinestesias, se tambaleaba entre mis manos. A veces, hasta se ponía a cantar clavelitos. Sus páginas no podían estarse quietas ni un instante. Los versos se movían de un lado a otro. De aquí para allá. De allá para acá, como si fuesen botes naufragando a la deriva. Era imposible seguir leyendo. Así que, para que durmiese la mona, lo acosté en la estantería, apagué la luz y le deseé buenas noches. Ya en el salón, puse la tele y me serví otra copita de vino.

(Micro finalista del I Concurso Internacional de Microrrelatos Torrelongares)

Concurso100

Algunas tardes me siento junto a la orilla de la playa y, a pesar de que el mar está desierto y no se ve a nadie, oigo voces procedentes del agua. Dicen mi nombre, una y otra vez, como la rueda de un molino que no cesa de dar vueltas. Aun así, yo trato de ignorarlas, de no hacer caso a esas voces. Los médicos creen que están en mi cabeza, que son figuraciones mías. No existen, me han dicho en cientos de ocasiones en el psiquiátrico mientras me atiborran de pastillas. Sin embargo son tan reales que esta vez, atraído por la curiosidad, me interno en el agua. Está fría y huele a salitre. En el horizonte, el sol es un queso gigante. Cuanto más me adentro, con mayor nitidez escucho las voces. Rubén, Rubén, parecen decirme. El agua ya sobrepasa mi cintura y todavía no sé qué es lo que quieren. De repente una ola me engulle. Me atrapa entre sus garras y apenas puedo respirar. Me falta el aire, mi cabeza estalla en mil pedazos y luego se hace el silencio. Ahora al ver a los bañistas, soy yo quién los llama, esperando a que cualquiera de esos incautos ocupe mi puesto.

Este micro obtuvo una mención en el Concurso especial #100 de Las Historias de Alberto Chimal

579_2

Mi relato Cuentas pendientes ha conseguido el 3º premio del I Certamen de Género Negro de la Revista ©Anayita en colaboración con la Facultad de Filología de la Usal dentro del X Congreso de Novela y Cine Negro de Salamanca. Fallo aquí.

 

1234-620-282El relato Jóvenes aventureros ha obtenido una mención especial en el XII Concurso de Relato Corto de la Asociación Cultural El coloquio de los perros, cuyo tema en esta edición ha sido “Jóvenes aventureros”.